Lectura

He terminado de leer “Maldito Karma” de David Safier, lo recomiendo para encontrar motivación y acumular buen Karma día a día, hacer buenos actos, valorar a los que queremos y a los que nos quieren. La vida es así de simple aunque nos empeñemos en complicarla.

Por cierto hoy empecé otro libro “Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo” de Albert Espinosa. Y pinta muy bien…

Ya contaré que tal.

Haz realidades

En mi sala de pensar, escuchando música y reflexionando sobre la vida. Qué haré, dónde llegaré o cuál será mi camino. Sueño o actitud. No hay más, puedes elegir simplemente quedarte soñando sin hacer nada más, o por el contrario, soñar y convertir tus sueños en actitudes, evidencias o lo que es lo mismo realidades.

No te quedes parado, sigue tus metas y propósitos. Nadie dijo que fuera fácil. Si no sabes por donde empezar, empieza por las pequeñas cosas del día a día, verás como marcan la diferencia y te motivaran para dar pasos mas grandes.

Aplica esto a cualquier tema de tu día a día o propósito que tengas en mente. Desde hacer deporte, informarte sobre cualquiera nueva afición que te interese, hacer buenas acciones a diario, tu dieta, mejorar tus capacidades, aprender a tocar un instrumento… eres capaz de hacer cualquier cosa que te propongas, tu pones los limites.

También hay que tener en cuenta que en la vida nada es como en las películas, chasqueas los dedos y ya tienes lo que quieres. Paciencia, es una palabra que debemos aprender. Sin ella no conseguiremos la gran mayoría de lo que nos propongamos. Recuerda que todo llega a su tiempo y durante el camino de ese tiempo aprenderás nuevas cosas que incluso quizás te harán cambiar de idea.

Sueña y hazlo realidad.

 

 

 

Viajar

Te encontrarás en cuales caminos te perdiste, resistirás cualquier tipo de contratiempo, querrás volar a cualquier sitio, necesitaras visitar todo lugar y explorar cada dirección, simplemente tus ojos verán nuevas mezclas de colores, tu boca experimentará nuevos sabores, tu alma encontrará diferentes corazones y tu mente abrirá nuevas puertas. Esto, queridos lectores es sentir uno de cada tantos viajes que podamos vivir.

Mismamente

Necesitaba un pinchazo de apoyo, salir de ese agujero en el que me metí sin saber como. Tome una decisión, me fui. Pero no creas que Roma se conquistó solo con un paso.

Tras una decisión, le sigue otra. No puedo acomodarme a ir tachando avances poquito a poco, tengo que ir mas allá de los pequeños pasos y hacerlos enormes para mi.

Hubo un tiempo en el que nada me hacía sentirme mal, todo era de color de rosa (como bien dice la expresión), andaba por la calle y siempre recordaba bonitas historias. Pero ese tiempo parece que se me olvidó, pues ya no río por nada.

Recuerdo que dejé cosas importantes atrás por necesidad de encontrar “un no se que” que me diera fuerzas a seguir el camino y afrontar con la cabeza bien alta todos los obstáculos que el tiempo o la ocasión pusieron frente a mi, entendiendo que muchas veces mi enemiga numero uno fui yo misma.

He aquí la razón de estos tres párrafos:“ No hay más vida que la que vives, no es el futuro lo que importa, es el presente. No pierdas la ilusión por las pequeñas dificultades que el tiempo va poniendo frente a ti, y coge impulso sobre las pequeñas metas que con esfuerzo e ilusión consigues y hacen que sumes grandes pasos para seguir manteniendo la felicidad”.